Proyecto Plumilla

Revista literaria creada para unir la comunidad de escritores y lectores de la calle, que buscan cosas humildes pero especiales
 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Mitología griega

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Guillermo

avatar

Mensajes : 15
Tinteros : 14089
Plumilla : 7
Fecha de inscripción : 23/01/2010

MensajeTema: Mitología griega   Lun Ene 25, 2010 6:29 am

Siempre me han gustado las historias sobre héroes, dioses y monstruos. Y a medida que he ido creciendo, me han ido gustando todavía más, pues estas historias son más reales de lo que parecen. Quizás porque cada vez que alguien las cuenta, les cede una pequeña parte de su experiencia, y los personajes adquieren profundidad, sentimientos, una forma de ser, vida. Ésta es mi interpretación de la mitología clásica, o al menos de mis mitos preferidos, y voy a comenzar, cómo no, por el principio. Que las musas me inspiren desde lo alto del monte Parnaso.

Al principio había caos. Todo lo que somos, la materia que nos compone, permanecía libre en el espacio, sin forma, completamente desordenada. Nadie sabe qué aspecto tendría el caos, pero a mí me gusta imaginármelo como una inmensa nebulosa, como un océano de llamas de colores que iban y venían, se chocaban, se combinaban entre sí, y después se separaban. Nada parecía indicar que el caos fuera a tomar forma alguna vez, y sin embargo, no sabemos por qué, una pequeñísima pizca de caos se volvió orden. Y así sin más nació la materia, no sabemos cuándo ni cómo.

Aquella pizca de materia era minúscula en comparación con la inmensidad del caos, pero para nosotros sería simplemente enorme, pues esa pizca de materia era nuestro planeta, la tierra. Se llamaba Gea, y al principio sería muy, muy distinta a lo que es hoy en día. Imaginaos nuestro planeta completamente vacío, sin seres vivos, sin mares ni ríos, sin nada. Sólo roca, sin más, iluminada únicamente por la luz de aquellas llamas de colores, ya que aún no existía el sol.

Gea vivió sola durante mucho tiempo. Pobrecilla, estaba tan sola y triste que no paraba de llorar, y derramó tantas lágrimas que de ellas surgieron los océanos. Y un buen día, las aguas de los mares comenzaron a evaporarse, y una densa capa de vapor la cubrió. Así nació la atmósfera, el cielo, que se llamaba Urano. Nada más verse, Gea y Urano se enamoraron y se abrazaron con cariño. Cuentan que su amor era tan intenso que todo el caos se estremeció y se volvió orden de un plumazo. Por todas partes empezaron a surgir los astros, rodeando a los enamorados e iluminándoles con su nueva luz.

De Gea y Urano nacieron más tarde los primeros seres vivos, pequeños microorganismos que crecieron hasta convertirse en plantas y animales. De ellos acabaron surgieron los cíclopes, enormes criaturas barrigudas con un solo ojo. También nacieron los hecatonquiros, unos seres monstruosos muchísimo más grandes que los cíclopes, con cien brazos y cincuenta minúsculas cabezas. Y por último, apareció la raza de los titanes, más grandes aún que los hecatonquiros, y mucho más poderosos. Eran tan altos como las montañas, y sus robustos cuerpos estaban formados por tierra, roca y fuego.

De este modo la vida prosperó durante millones de años. El mundo ya existía tal y como lo conocemos, con sus selvas, sus bosques y sus ríos. Y sin embargo, una extraña niebla cubría la tierra. Tan espesa que apenas se podía ver nada. Esa niebla era Urano, el cielo, tendido sobre Gea a todas horas, haciendo el amor. O al menos eso pensaba él, porque Gea se había hartado hacía mucho, y desde luego ya no quedaba nada de amor. Seguro que Gea le pidió que parara muchas veces, pero él no lo oyó. O no lo oyó, o no quiso oírlo, porque siguió dándole al tema como si nada.

--Líbrame de tu padre --le dijo Gea a Cronos, el más fuerte de los titanes--, y te haré rey.

Y Cronos, que además de ser el más fuerte era el más ambicioso, aceptó sin pensárselo dos veces. Gea le entregó una hoz de oro casi tan grande como él mismo. Imaginaos el tamaño de esa hoz, siendo Cronos más grande que una montaña. El caso es que Cronos avanzó prácticamente a ciegas entre la niebla, apretando con fuerza la empuñadura de su resplandeciente arma, y cuando encontró el pene de su padre, se lo cortó sin dilación. Supongo que a él no se le haría tan raro como a nosotros ver un pene de niebla colgando del cielo, pero así son las cosas. Urano, el cielo, gritó tan alto que hasta los titanes se estremecieron, y mientras se separaba de su amada maldijo a su hijo:

--Igual que tú me has traicionado, algún día un hijo tuyo te traicionará, y acabará contigo.

Así fue como el cielo se separó de la tierra para siempre, y desde entonces, cuando recuerda a su amada, Urano no puede evitar llorar de pena, y llueve. Sin embargo, Gea no carece de corazón, y a veces se reúne con Urano en busca de algún arrumaco. Es entonces cuando la niebla vuelve a caer sobre la tierra, aunque sea por poco tiempo.

Pero volvamos con Cronos. Como Gea le prometió, Cronos se convirtió en el rey de la naturaleza, y se volvió tan arrogante que llegó a encerrar a los cíclopes y los hecantoquiros en las profundidades de la tierra, en el infierno, sólo porque eran feos. Los animales y las plantas le temían, y nadie se atrevió a liberarlos. Pero Cronos no disfrutó en absoluto durante su reinado, pues cada día que pasaba sentía más miedo. Miedo de que, como Urano sentenció, naciera un hijo suyo que le derrocara. Ya ni siquiera se acercaba a Rea, su mujer, por temor a dejarla embarazada. Sin embargo, un día, quizás fuera un calentón, Cronos se acostó con ella, y qué mala suerte, ésta se quedó embarazada. ¿Cuál fue la solución entonces? Fácil, Cronos empezó a comerse a sus hijos uno por uno en cuanto nacieron. Pero Rea, que era mucho más prudente y astuta que él, salvó al último de los recién nacidos y se lo entregó a la tierra.

--¡Gea! ¡Cronos se ha vuelto loco y está devorando a nuestros hijos uno a uno! ¡Salva al menos al último, llévalo lejos y cuídalo por mí!

Y entonces Gea, que también era madre, se compadeció de ella y envió a un águila para recoger al pequeño bebé.

Cronos pensó que se había librado, y aunque quedó terriblemente marcado por aquel crimen, al menos pudo descansar sin miedo. O eso creía, porque lejos de allí, criado por la tierra y el bosque, el último de sus hijos fue creciendo hasta convertirse en un joven tan fuerte y arrogante como él. Quizás sólo se pareciera a su padre en eso, pues desde luego no era un titán. Era un dios, semejante a un humano, aunque mucho más fuerte y hermoso, e inmortal. Su nombre era Zeus.

Cuando estuvo listo, Zeus vertió sobre Cronos una poción preparada por su novia, una ninfa llamada Metis, y entonces Cronos vomitó a sus hermanos sin ni siquiera darse cuenta. Éstos no estaban muertos, por supuesto, ya que eran inmortales, y además su padre se los había tragado sin masticar.

Antes de relatar la increíble lucha que se produjo entre los dioses y los titanes, es necesario hablar de los dioses, que eran seis, tres chicos y tres chicas. Las chicas eran Hestia, diosa del hogar; Hera, diosa del matrimonio; y Deméter, diosa de la primavera. Las mujeres enseguida se apartaron de la contienda y prefirieron irse a probar túnicas y sandalias bien lejos de allí. Pero los tíos no, ellos descendieron al interior de la tierra y liberaron del infierno a los cíclopes y hecatonquiros, ganándose su confianza para siempre. Es más, los cíclopes forjaron armas mágicas para cada uno de ellos. Poseidón recibió un tridente que le permitía controlar las aguas. Hades, un casco que le hacía completamente invisible. Y Zeus recibió el rayo, con el que pulverizaba a sus enemigos. Sin duda, aquél fue el mejor regalo de todos.

Pues bien, así fue que los dioses se lanzaron a la batalla con arrojo. Los titanes arrancaron montañas y se las lanzaron, provocando devastadores terremotos, abriendo el suelo a sus pies. En el bando contrario, Poseidón lanzó los océanos contra los titanes e inundó la tierra firme, mientras que Zeus arrasó las selvas y los bosques intentando alcanzar a sus enemigos. El mundo cambió por completo, y casi todos los seres vivos perecieron durante aquel desmesurado enfrentamiento. Y cuando todo estaba en llamas y el humo oscurecía el cielo, entonces cayó el penúltimo de los titanes, y sólo Cronos quedó en pie. Blandiendo su hoz desviaba los rayos de Zeus y las olas de Poseidón, pero no pudo guardarse de Hades, que invisible gracias a su casco, de pronto le robó la hoz, y entonces Poseidón le clavó el tridente en el pecho, y Zeus le venció para siempre con su rayo.

A continuación, los dioses enviaron a los titanes a la zona más profunda y oscura del inframundo, el Tártaro, y después se repartieron el mundo como si se tratase de un botín de guerra. Poseidón se quedó con los mares y los ríos. Hades, con el inframundo. Y Zeus, que era el más poderoso de los tres, se quedó con el cielo. Desde entonces, los dioses vivieron en lo alto del monte Olimpo, en lujosos palacios de oro, reinando sobre los mortales.
Volver arriba Ir abajo
Croketa

avatar

Mensajes : 106
Tinteros : 14169
Plumilla : 7
Fecha de inscripción : 24/01/2010
Edad : 23

MensajeTema: Re: Mitología griega   Lun Ene 25, 2010 6:06 pm

Muy bueno Smile Hay algunos detalles que no sabía...
Volver arriba Ir abajo
Imanol
Admin
avatar

Mensajes : 709
Tinteros : 15384
Plumilla : 33
Fecha de inscripción : 23/01/2010
Edad : 27
Localización : Entre Ciudad-Real, Tomelloso y quién sabe dónde

MensajeTema: Re: Mitología griega   Lun Ene 25, 2010 8:55 pm

Genial. Incluso más de lo que esperaba Wink
Volver arriba Ir abajo
http://plumilla.forosactivos.net
Giorgo

avatar

Mensajes : 227
Tinteros : 14394
Plumilla : 29
Fecha de inscripción : 25/01/2010
Edad : 26
Localización : Ciudad Real

MensajeTema: Re: Mitología griega   Lun Ene 25, 2010 8:59 pm

A mi desde el age of mythology la mitologia me encanta, y la historia de la guerra de los titanes es de mis favoritas dentro de la mitologia griega (solo superada por la de los Gigantes)
Volver arriba Ir abajo
Guillermo

avatar

Mensajes : 15
Tinteros : 14089
Plumilla : 7
Fecha de inscripción : 23/01/2010

MensajeTema: Re: Mitología griega   Lun Ene 25, 2010 10:47 pm

Gracias por esta acogida, de verdad. Very Happy
Y Giorgio, a mí también me gusta un montón la guerra de los gigantes, la escribiré dentro de poco.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Mitología griega   Lun Ene 25, 2010 11:50 pm

Magnífico!!! es muy buena la narración, y bastante entretenida. Me alegra saber que tenemos a un Ovidio entre nosotros. Sigue así.
Volver arriba Ir abajo
Guillermo

avatar

Mensajes : 15
Tinteros : 14089
Plumilla : 7
Fecha de inscripción : 23/01/2010

MensajeTema: Re: Mitología griega   Mar Ene 26, 2010 3:11 am

Gracias, tío.
Una cosa, me gustaría que me respondierais una pregunta: ¿es cosa mía, o me paso con las comas? Me da la sensación de que a veces me hago muy pesado con tantas aposiciones, y que uno acaba perdiendo el hilo. "No se quién, que tal y cual, que resulta que esto y lo otro, y bla bla bla, hizo tal cosa, que era así, pero no asá, y bla bla bla." ¿Es así o son manías mías? ¿En qué debería mejorar? Question
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Mitología griega   Mar Ene 26, 2010 3:41 am

No sé si la pregunta va dirigida a mí. En tal caos te diría que las comas, de la forma en que tu las utilizas, no dan sensación de pesadez ni repetición, sino que hacen que la lectura sea más amena, puesto que si utilizaras frases muy largas sin pausas, las frases serían más incompresibles y si que podría resultar liosas. Puedes quizá utilizar varios registros diferentes, en función a lo que tu creas que es más recomendable. Por ejemplo en descripciones sobre acontecimientos o personajes utilizarlas, y en otras descripciones sobre el paisaje o algunos objetos utilizar frases más largas.

Pero vamos, que seguirás siendo nuestro Ovidio...
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Mitología griega   

Volver arriba Ir abajo
 
Mitología griega
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Curiosidades de la Mitologia Griega
» Moneda griega de CYCLADES, Delos
» Replica de moneda griega
» 1 moneda griega vendida en un millon de euros
» Reproducción de moneda griega o romana

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Proyecto Plumilla :: Capítulos Abiertos-
Cambiar a: