Proyecto Plumilla

Revista literaria creada para unir la comunidad de escritores y lectores de la calle, que buscan cosas humildes pero especiales
 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Otra forma de ver el mundo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
El angel de plata

avatar

Mensajes : 61
Tinteros : 14403
Plumilla : 3
Fecha de inscripción : 03/06/2010
Edad : 22
Localización : Viso del Marqués (Ciudad real)

MensajeTema: Otra forma de ver el mundo   Jue Jun 17, 2010 4:22 pm

El frío viento entraba por la ventana abierta de la habitación agitando las suaves cortinas blancas que ondulaban silenciosamente creando extrañas sombras que quedaban reflejadas en la pared de enfrente mientras traía consigo el dulce olor de las lilas que habían florecido aquel año en el jardín. Era una noche cálida a pesar del viento incluso podría considerarse agobiante. Aquella ventana daba a un pequeño y sencillo cuarto tan solo amueblado con una cómoda de madera, una mesilla de noche a juego y una cama situada al fondo. Una pequeña niña de ojos oscuros y curiosos se retorcía sobre la cama intentando conciliar el sueño, aparentemente sin éxito alguno, se sentó al borde del colchón y fijó su mirada en el leve y sinuoso movimiento de las cortinas que dejaban pasar a través de ellas aquella luz tenue y agradable que la luna llena suele emitir en despejadas noches de verano como aquella. La muchacha, sin articular palabra ni gesto alguno de frustración por su vano intento de sumirse en un profundo sueño, se puso en pie de un salto y caminó lentamente hacia la ventana situada en el lado opuesto del cuarto lentamente y arrastrando sus delgados pies por el suelo para no emitir ninguna clase de ruido indeseado que pudiese interrumpir el plácido sueño de algún otro ser humano que se hallase en la casa. Ella se asomó a la ventana y miró con curiosidad la inmensa y redonda luna que se encontraba en lo más alto del cielo aquella noche como si, de algún modo, observara la Tierra pacientemente esperando ver algún suceso inédito o extraordinario. Por la creativa e inocente mente de la niña pasaron innumerables ideas e historias interesantes relacionadas con la luna y sonrió para ella misma. Tras varios minutos observando el firmamento nocturno la chiquilla decidió que era hora de otro intento para conciliar el sueño y volvió sobre sus pasos hasta llegar a la cama y recostarse de nuevo sobre ella. Se cubrió con las finas sábanas de verano que vestían su cama, respiro hondo un par de veces y cerró sus brillantes ojos negros lentamente. En ese mismo instante el sueño se abalanzó sobre ella como si de una fiera hambrienta de tratase. El sueño es un ser que crea y destruye a su antojo sin lógica u orden aparente y que moldea así una mera ilusión que, en ocasiones, se nos antoja real. Es de esta manera que los sueños se introducen en nuestra mente y crean su gran obra de arte:

La niña miraba sus pies balancearse con cuidado bajo la templada y apacible agua anaranjada de un extraño y a primera bastante extenso lago mientras flotaba sobre una silla de madera decorada con motivos florales en el respaldo que se movía de un lado a otro con un suave vaivén que llamaba a la tranquilidad. Con una amplia sonrisa miro el cielo de aquel extraño mundo en el que acababa de aterrizar, las nubes eran como un montón de hojas secas y coloridas que flotaban apaciblemente sobre ella amontonadas en irregulares grupos que, de vez en cuando, caían delicadamente sobre el lago y quedaban flotando en él creando una curiosa y bella estampa. La muchacha saltó al agua y, sin saber cuando ni como había ocurrido, el agua ya no era agua sino un estrecho camino de piedrecillas violetas que resplandecían a la luz del sol y recorrían lo que parecía ser un bosque un tanto peculiar. Los supuestos árboles estaban formados por finas ramas rojizas recubiertas con un blanco y abundante plumón que hacían cosquillas al tacto. La chiquilla corrió de un lado a otro riendo, le encantaba aquel lugar, era cálido y el suelo estaba casi tan mullido como su cama debido a la gran cantidad de plumas caídas en el suelo. Se tumbó sobre ellas, respiró hondo y observó como unas pequeñas mariposas de color azul salían de entre los árboles para revolotear por el cielo. La niña se quedó largo tiempo observándolas con atención. Se fijó en una en concreto que, al contrario que sus compañeras, no volaba hacia lo más alto y se perdía de vista sino que, se dedicaba a revolotear entre las ramas de los árboles. La chica sonrió para sí misma y se puso en pie para continuar su extraño viaje a través de los sueños. Caminó sin prisa alguna por el violáceo camino que cruzaba el bosque escudriñando milimétricamente cada uno de los rincones con sus ojos que parecían apenas parpadear. De repente escuchó un ruido suave, se paró en seco en medio del sendero y sin hacer movimiento brusco alguno giró sobre si misma para conseguir ver que era lo que producía tal sonido. Al principio paso la mirada por manto de plumón que se acumulaba sobre la tierra y más adelante por entre las ramas de los árboles que se agitaban ligeramente con la calmada brisa que envolvía el ambiente pero no vio nada relevante. Ella se disponía a dar un paso para reemprender de nuevo su camino cuando el mismo ruido llegó a sus oídos pero, esta vez, pudo vislumbrar entre las copas de los árboles que lo había producido. Aquello era una pequeña criatura de largo pelo rojizo y ojos nerviosos que observaban cada recoveco a una velocidad vertiginosa y continuada: Una ardilla. Una pequeña ardilla que trepaba y saltaba entre las ramas mas próximas entre un árbol y otro y, que a su vez, sostenía entre sus diminutas manos un extraño fruto de forma oval. La niña, sin pensárselo dos veces, comenzó a caminar sinuosamente tras el nervioso e hiperactivo roedor para ver hacia donde se dirigía con tanto apremio. Como era de esperar, se introdujo poco a poco en la blanca espesura de aquella plumífera selva. Se disponía a agacharse para evitar golpearse indeseadamente con una de las ramas cuando de repente se encontraba a la salida de una amplia e iluminada gruta de la que pendían estalactitas y brotaban estalagmitas. Se paró de golpe y parpadeó un tanto confusa por el repentino cambio del paisaje, aunque este no le desagradaba totalmente. A su espalda había una cueva pero frente a ella había una gran pradera de hierba plateada y, hermosas pero un tanto abstractas flores de cristales coloridos que brillaban a la luz del sol. La chica caminó en dirección al centro de la pradera y decidió entretenerse de la forma más sencilla: recogiendo algunas de aquellas flores para formar un precioso y resplandeciente ramo. Desgraciadamente cuando había largado el brazo para recoger la primera flor con la que construir su ramo y sus dedos se extendían tímidamente hacia la misma para arrancarla cuidadosamente del suelo en el que crecía, un profundo estruendo recorrió el lugar y la hizo estremecerse.

La muchacha entreabría lentamente los parpados para después mostrar sus bellos ojos a la luz del sol. Era de día y, una tenue y lúgubre luz traspasaba las cortinas de su cuarto mientras el despertador producía su constante pitido cotidiano. Ella lo dejó sonar un rato. Se encontraba aún en un estado soporífero en el que, sinceramente, no apetece moverse ni siquiera un poco y, ni mucho menos, sacar los brazos de debajo de las sábanas para apagar el dichoso aparatito. Se escucharon unos pasos en el pasillo, estaba claro que el repetitivo sonido del despertador había despertado a sus padres, estaba bastante claro que no le quedaba otra que salir de ese soporífero estado si no quería que le riñeran. La niña pacientemente estiró cada unos de los entumecidos y adormilados músculos de su cuerpo para desperezarse y después apagó el despertador. Parece que lo hizo justo a tiempo porque, su madre, se disponía a irrumpir en l habitación y a mirarla con una mirada cargada de reproche mañanero. La niña le dirigió una sonrisa y la madre cerró la puerta sin decir palabra. Tras escuchar un “clic” al cerrarse la puerta saltó de la cama y se asomó a la ventana como había hecho la noche anterior antes de acostarse. El cielo, las nubes, los árboles, las piedras, las flores, la hierba e incluso el agua eran normales pero seguía sonriendo. El mundo no era tan sorprendente como en sus sueños pero, pensó, que si el mundo fuera tal y como era en sus sueños lo verdaderamente sorprendente sería que de repente fuera normal, tal y como es ahora. La gente no se da cuenta de lo hermoso que es el mundo porque está acostumbrada a verlo día a día, pero la verdad es que vivimos en un lugar verdaderamente hermoso y lleno de sorpresas que, a veces, no sabemos apreciar.
Volver arriba Ir abajo
Giorgo

avatar

Mensajes : 227
Tinteros : 14779
Plumilla : 29
Fecha de inscripción : 25/01/2010
Edad : 26
Localización : Ciudad Real

MensajeTema: Re: Otra forma de ver el mundo   Jue Jun 17, 2010 5:00 pm

Esta muy bien, las descripciones son maravillosas. Cuando la niña se ha puesto a perseguir a la ardilla en el sueño me ha recordado a Alicia en el pasi de las maravillas Smile
Volver arriba Ir abajo
Imanol
Admin
avatar

Mensajes : 709
Tinteros : 15769
Plumilla : 33
Fecha de inscripción : 23/01/2010
Edad : 27
Localización : Entre Ciudad-Real, Tomelloso y quién sabe dónde

MensajeTema: Re: Otra forma de ver el mundo   Jue Jun 17, 2010 6:50 pm

Desde luego es como una bomba atómica llena de creatividad. Me ha parecido vivirlo en mis carnes y durante la lectura he olvidado que estaba en esta triste aula de informática Razz

Si tengo que decir alguna idea para mejorar, hay un par de acentos por ahí que faltan junto a un par de comas, y un "y" seguido de coma sin motivo, que en un relato de este tamaño no significan ningún problema. Lo que sí veo más importante, para no "acojonar" al lector, es cortar en párrafos, al menos al principio hasta que se enganche al relato.

Desde luego te necesitamos en la revista Embarassed
Volver arriba Ir abajo
http://plumilla.forosactivos.net
Dani

avatar

Mensajes : 157
Tinteros : 14994
Plumilla : 12
Fecha de inscripción : 25/01/2010
Edad : 27
Localización : KEO

MensajeTema: Re: Otra forma de ver el mundo   Dom Jul 04, 2010 5:17 pm

Alicia en el país de las maravillas... Unos lo dicen por una cosa, otros por otra... Pero nadie lo dice por lo mismo... ^^
Volver arriba Ir abajo
http://daniphii.wordpress.com/
El angel de plata

avatar

Mensajes : 61
Tinteros : 14403
Plumilla : 3
Fecha de inscripción : 03/06/2010
Edad : 22
Localización : Viso del Marqués (Ciudad real)

MensajeTema: Re: Otra forma de ver el mundo   Sáb Oct 16, 2010 9:33 pm

Me marcho del foro.
Volver arriba Ir abajo
Giorgo

avatar

Mensajes : 227
Tinteros : 14779
Plumilla : 29
Fecha de inscripción : 25/01/2010
Edad : 26
Localización : Ciudad Real

MensajeTema: Re: Otra forma de ver el mundo   Dom Oct 17, 2010 12:08 am

El angel de plata escribió:
Me marcho del foro.

0.o ¿Lo dices en serio?
Volver arriba Ir abajo
Dani

avatar

Mensajes : 157
Tinteros : 14994
Plumilla : 12
Fecha de inscripción : 25/01/2010
Edad : 27
Localización : KEO

MensajeTema: Re: Otra forma de ver el mundo   Lun Oct 18, 2010 2:16 am

Naaah, en realidad es falsa alarma... A no ser que aún no distinga realidad de irrealidad, jaja...
Volver arriba Ir abajo
http://daniphii.wordpress.com/
El angel de plata

avatar

Mensajes : 61
Tinteros : 14403
Plumilla : 3
Fecha de inscripción : 03/06/2010
Edad : 22
Localización : Viso del Marqués (Ciudad real)

MensajeTema: Re: Otra forma de ver el mundo   Jue Oct 21, 2010 6:01 pm

No, tranquilos. el comentario fue producto de los daños colaterales producidos por los malditos esperimentos psicológicos de Dani ^.^ (como te pille.... ¬¬)
Volver arriba Ir abajo
Dani

avatar

Mensajes : 157
Tinteros : 14994
Plumilla : 12
Fecha de inscripción : 25/01/2010
Edad : 27
Localización : KEO

MensajeTema: Re: Otra forma de ver el mundo   Miér Oct 27, 2010 4:13 am

¿Te has saciado ya? Lo digo por proveerme de casco cuando llegue este puente al pueblo... XD
Volver arriba Ir abajo
http://daniphii.wordpress.com/
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Otra forma de ver el mundo   

Volver arriba Ir abajo
 
Otra forma de ver el mundo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Aparte de "cuello", de que otra forma se les llama a las pudorosas??
» Alguna Otra forma de endurecer que no sea con resina y fibra?
» GLOBOS METALICOS°°°
» otra forma de contrarrestar los efectos del azogue.
» [Guía] Método Masuda

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Proyecto Plumilla :: Relatos Cortos-
Cambiar a: