Proyecto Plumilla

Revista literaria creada para unir la comunidad de escritores y lectores de la calle, que buscan cosas humildes pero especiales
 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Odisea pánica

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Adrik

avatar

Mensajes : 38
Tinteros : 14284
Plumilla : 9
Fecha de inscripción : 23/01/2010
Edad : 26
Localización : Tomelloso

MensajeTema: Odisea pánica   Jue Ene 28, 2010 5:24 am

Los rayos de luz atravesaban paulatinamente las viejas y roídas cortinas blancas de la habitación cuando Pepe comenzó a revolverse en la cama, inquieto ante el amanecer que brindaba un nuevo día.

El agua fría de la ducha le ayudó a asimilar rápidamente la situación y a despejar sus borrosas percepciones.
Golpear reiteradamente el aparato con una llave inglesa no había solucionado el problema, debería llamar a un técnico cualificado para arreglar el calentador.

Azúcar cayendo sobre café, golondrinas graznando para completar su rito de apareamiento, calzadas levantadas por los operarios de turno.
La manida rutina diaria no inmutaba ya a Pepe, ajeno a las maravillas de la naturaleza y de la sociedad, de no ser por un hecho excepcional. La ausencia de pan. El preciado bien básico no mostraba signos de presencia por ningún rincón de la cocina. La panera estaba vacía, hecho insólito en la vida de Pepe. Sus paneras nunca estaban vacías. Sus paneras tenían pan, como debían tener las paneras.
Delimitado ya el problema, su máxima preocupación consistía en comprar pan para poder llenar así la panera y llevar a cabo un fructuoso desayuno.

Tras salir a la calle, contemplaba con dejadez cómo el día se había bastado de un poco tiempo para tornarse nublo y lluvioso. Las transparentes gotas provenientes del cielo cubren toda extensión alcanzable para sus ojos y se propagan en el horizonte, dejando lagos en las aceras y lágrimas en el asfalto.

Coger el ferry no supuso ninguna complicación, los sistematizados horarios se cumplían a rajatabla, habiendo sido un problema llegar un segundo antes, por la espera, o un segundo después, por la pérdida del transporte.
Felizmente para Pepe su viejo reloj de bolsillo tenía una irónica precisión suiza, no causando esto ningún problema más que otrora fuera su compra y las diversas calibraciones de sus mecanismos.
El ferry, vacío en su totalidad excepto por señoras con bolsas de cartón y hombres con sombrero y traje a rayas leyendo la prensa no tardó mucho en arribar a su destino, la tercera parada en la integridad de su trayecto.

Tras bajar de su destino, Pepe se propuso a llegar a la panadería, situada solo unas calles mas lejos, tras la reserva natural de pelícanos y los bares de siempre.
Por el camino, una multitud innumerable de pensamientos asaltó la cabeza de Pepe, ¿sería correcto comprar el típico pan de payés para el desayuno o se atrevería con un pan tostado de frutas?; ¿estarían de oferta las roscas o, por el contrario, debería cuidar su dieta y comprar pan integral?.
Como tantas otras veces, sus divagaciones terminaron al entrar a la panadería, saliendo sólo de su boca las palabras "Una baguette, por favor", un "Aquí tiene" depositando el dinero en el mostrador y un "Gracias" mientras recogía el correspondiente cambio.

El viaje de vuelta no tuvo más sobresaltos que el de ida, y Pepe se sorprendió entrando en el bloque de viviendas en un periodo más corto que lo habitual.
Tras subir tres pisos de escaleras, introducir la llave en la puerta y colgar la gabardina en el perchero, Pepe se dispuso a disfrutar de su desayuno, no sin antes depositar el dinero en el cajón del dinero, en pos de tener controlados sus ahorros.
Sin embargo, la exaltación se propagó por su cuerpo, su vello se erizó y un escalofrío recorrió su espalda.
No le habían devuelto la cantidad de dinero correspondiente. Había sido beneficiado en la entrega del cambio.
Multitud de pensamientos asolaron la mente de Pepe, de cómo no podía aprovecharse de la sociedad y desequilibrar el sistema económico apropiándose de un dinero que no era suyo, e incluso hasta la imagen de la quiebra del humilde negocio del pan.
Pepe no podía permitirse tal injusticia, debía devolver el cambio sobrante y poder así celebrar un negocio justo.

Y se disponía a hacerlo.





- Fin del capítulo I -
Volver arriba Ir abajo
Imanol
Admin
avatar

Mensajes : 709
Tinteros : 15384
Plumilla : 33
Fecha de inscripción : 23/01/2010
Edad : 27
Localización : Entre Ciudad-Real, Tomelloso y quién sabe dónde

MensajeTema: Re: Odisea pánica   Jue Ene 28, 2010 2:54 pm

Dios, me encanta tu humor existencial xD
Volver arriba Ir abajo
http://plumilla.forosactivos.net
 
Odisea pánica
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Crónica de una prospección en tierras Michoacanas
» Moneda púnica ? con prótome de caballo
» ¿Que es esto? Modulo de la varilla de aceite electrónica.
» LA ODISEA-CANTO II
» Medio Follis de Mauricio Tiberio , Tesalónica, año 7 de su reinado

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Proyecto Plumilla :: Capítulos Abiertos-
Cambiar a: